domingo, 10 de octubre de 2010

CIUDADES ACUÁTICAS DEL FUTURO

Los proyectos más asombrosos para crear ciudades marinas



Merians, el laboratorio flotante

El arquitecto francés Jacques Rougerie es un visionario que haría las delicias de Julio Verne.
Está especializado en diseñar estructuras acuáticas y submarinas. En este caso, se trata de Merians,una ciudad científica para realizar investigaciones océanicas. Su estructura aerodinámica se inspira en las formas de una manta raya, tiene 900 m de longitud por 500 de ancho, y podría albergar a siete mil personas.

Un chalé oceánico

Adiós al adosado de toda la vida. El millonario y arquitecto Bruce Jones ha inventado el “chalecito submarino”. Cada una de estas residencias estaría a 18 m de profundidad. Para acceder a ella, se llegaría en un helicóptero a una plataforma de superficie que conectaría con la vivienda por un ascensor, que actuaría, además, como cámara de descompresión.


Urbanización Poseidón

Uno de los módulos que formarán parte de la urbanización submarina que planea construir el multimillonario Bruce Jones. Los inquilinos accederán a la vivienda a través de un tubo con ascensor (que actuará también como cámara de descompresión) conectado a una gran pataforma situada en la superficie.


Barco vertical

La imaginación de Jacques Rougerie no conoce límites. Así lo demuestra con otro de sus proyectos, The Sea Orbiter, un laboratorio para estudiar la vida marina que podría estar listo en 2025. Se trata de una torre de 51 m de altura y con forma de vela. Estará dividida en varios niveles y cinco de sus pisos se encontrarán sumergidos. La NASA colabora en el proyecto, por lo que ocho astronautas formaran parte del equipo humano.



La ecópolis

Se llama Lilypad y es un prototipo de ciudad flotante diseñado por el arquitecto francés Vincent Callebaut. Podría albergar a treinta mil personas, y tendría tres puertos y dos montañas. Su creador la define como una ecópolis, ya que en el interior habría una laguna en torno a la cual germinarían y anidarían flora y fauna. Las viviendas estarían situadas en jardines suspendidos, y su creador sueña con que este proyecto sea real en 2015.



El primer resort submarino

Si todo sale según lo previsto, abrirá sus puertas en 2020 en las islas Fiji. El creador de este proyecto es, de nuevo, el arquitecto y millonario Bruce Jones, quien actualmente está fabricando en Oregón una ciudadela prefabricada en vidrio. Su intención es trasladarla a las Fiji y hundirla en el mar, a 12 m de profundidad.
El hotel estará protegido por una burbuja acrílica y tendrá 24 suites, cada una con su jardín de corales.



Isla fluvial

Otra asombrosa idea de Callebaut. Physalia pretender ser una isla flotante, energéticamente autosuficiente en un 100% y diseñada para navegar por los ríos europeos (aquí la vemos surcando el Sena en París). El techo de la nave es una membrana de aluminio equipada con células fotovoltaicas, para captar la energía solar. Además, las hidroturbinas de su casco se encargan de transformar la corriente fluvial en energía hidroeléctrica.


AZ, la ciudad de los nómadas de mar

El multimillonario americano Norman Nixon, preocupado por el tema del deshielo polar, le encargó al arquitecto francés Jean-Phillippe Zoppini el diseño de una ciudad flotante. El resultado es AZ, una urbe acuática de 400 m de largo por 300 de ancho, y 110 de alto. La idea es que la ciudad, que daría cobijo a diez mil personas, pase el 30% del tiempo navegando y el 70% restante anclada; cada vez en un lugar distinto.



La villa de Neptuno

Una ciudad acuática llamada Qui, cuyo emplazamiento estaría en Abu Dabi, Emiratos Árabes. En la estructura de esta urbe anfibia destacan tres torres de 320 m de altura y de color dorado y plateado, que simbolizan el tridente de Neptuno. La ciudad permitiría vivir en superficie (en las torres) o bajo el mar. A la izquierda vemos cómo sería uno de los dormitorios subacuáticos. Otro alucinante proyecto de Jacques Rougerie.



Con vistas al mar

Un salón desde el que puede verse el fondo oceánico. Eso es lo que ha ideado el francés Jacques Rougerie para esta casa submarina que planea construir en Abu Dabhi.

Este artículo fue publicado por la revista QUO.

24 comentarios:

  1. Son de una belleza impresionante. Tu que tienes enchufe podrías ir reservándome un módulo en la Urbanización Poseidón. Lo que no sabemos es como vamos a bajar y subir, cuando nos falte un kg. de arroz o de azúcar. Mucho me temo Candi que si algo de esto se realiza, como el Resort de la Islas Fiji, será para algunos magnates multimillonarios excéntricos.
    Me ha encantado de todas formas. Los azules me chiflan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. QUE BELLO TRABAJO NOS PRESENTAS MI AMIGA.
    IMPRESIONANTE. PERO NO, LO MIO ES TERRESTRE, EN EL MAR SOLO PESCAÍTO!! ME MAREO! QUIEN SABE ES ENFERMIDAD DE POBRE? JAJAJAJA

    MUCHOS BESOS
    FLOR

    ResponderEliminar
  3. Alucinante! Lo único que me preocupa es si viviremos los suficiente para verlo.
    Un beso
    Rampy

    ResponderEliminar
  4. Está visto que todo lo imaginable el ser humano lo hace realidad. Gracias por el post es espectacular. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Te has salido esta vez, prima.
    Maravillosas ideas para vivir bajo el agua: elegancia, sofisticación, confort, creatividad... Todo eso, sí, pero me quedo con mis campos castellanos, con mi playa de Rodiles, con mi chiringuito y mis paseos.
    No nací pez sino aire (signo libra).
    Feliz semana. Un beso.
    (Hoy veremos a Rebeca)

    ResponderEliminar
  6. Katy: Mis amigos de Poseidón me dicen que no te preocupes por lo del arroz que ahí comeremos algas, peces, y otras especies pero ya cocinadas. Aunque te gusta la cocina no hará falta que lo hagas, solo supervisarlo.
    La pena es que no lo veremos, faltan algunos años... si es que lo hacen.
    Besos.

    Flor: En esos lugares no te mareas, aunque pensándolo bien estar mucho tiempo entre esos animalitos y plantas, a lo mejor también es aburrido.
    Beijos.

    Rampy: Verlo lo veremos, pero acceder a ello quizás no, aunque ya tenemos muchas cosas que nuestros padres no tenían. Nos conformaremos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. El Drac: Los hombres avanzamos en la sofisticación y en la creación de nuevas formas de vida, pero nadie hasta ahora, ha podido librarse de la muerte.
    Los avances, no obstante siempre son positivos.
    Abrazos.

    Esmeralda: Es bonita la idea, pero pensar en estar mucho tiempo bajo el agua, por muy bien que se esté, dá un poco de grima. Yo creo que una corta temporadita, como vacaciones o así, sería interesante, pero no más.
    No se puede comparar con los paseos al aire y al sol de nuestra tierra.
    Ya hablamos tras ver a Rebeca en Madrileños por el Mundo esta noche.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen trabajo pero no creo que lo vemos nosotros ,amas me gusta mas pisar firme
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Miquel: Muchas gracias por tu comentario. Claro que algunos de nosotros no veremos estos adelantos. A mí también me gusta pisar en la tierra.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Merci Candi pour cet hommage à cet architecte français membre de l'Académie des Beaux-Arts qui ne manque ni d'imagination ni de talent. Ses futures réalisations nous font tous rêver.
    A bientôt. Bises.

    ResponderEliminar
  11. El talento de éste y otros arquitectos bien merecen nuestro reconocimiento.
    Las generaciones futuras también podrán gozar de sus creaciones.
    Gracías Léo por su cariño.
    Je vous embrasse.

    ResponderEliminar
  12. Verdaderos paraísos...Es una pena que no podamos disfrutar de la cantidad de maravillas que hay debajo del mar...A mí no me importaría pasar unos diítas por ahí abajo entre tantas comodidades...y eso que también soy aire y libra :))

    Espero que hayas disfrutado del puente. Un abrazo,

    VRh.

    ResponderEliminar
  13. Verbo: Gracias por venir, te echaba de menos aunque sé que estás liada y lejos de tu casa. No he tenido puente, pero he disfrutado de estos días.
    Estas construcciones son para unos días o un mesecito no más. Nos quedaremos con las ganas de disfrutarlas.
    Besos y sigue adelante.

    ResponderEliminar
  14. Hola, en mi blog de Cocina, te dejo un regalito con cariño
    Si te apetece puedes recogerlo.
    Un beso
    http://katy-parahincareldiente.blogspot.com/2010/10/un-regalito-sorpresa.html

    ResponderEliminar
  15. Impresionante trabajo pero, ¿sabes?... preferiría no vivirlo.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. posss la neta q chidoo q hagan esto para evitar perdidasss''''''??????

    ResponderEliminar
  17. Candi, mira si es posible hacer la reserva de uno "chalé submarino". Es posible que el tiempo de espera sea largo...
    Preciasa entrada como todas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Katy: Muchas gracias por tu premio. Lo recogeré en cuanto pueda. Eres un sol.
    Besos.

    Mar: No tengas miedo que no lo veremos nosotras. Si nos tocara la lotería o nos casáramos con un jeque, a lo mejor teníamos una oportunidad.
    Muchas gracias por venir. Un besazo.

    Jesús: Me temo que la reserva va a ser difícil, no gozo de influencias monetarias, que son las únicas válidas.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  19. Increíble Candi. Tu siempre nos regalas con unos post estupendos. Vaya maravilla de arquitectura, aunque si te soy sincera no sé si yo podría vivir de esa forma. Me daría mucho miedo vivir bajo el agua. Gracias amiga.
    Te dejo un fuerte abrazo y gracias por la información del programa madrileños por el mundo. Cuando lo vea te comento.

    ResponderEliminar
  20. Gracias Belkis: Hay muchos que como tú no deseamos vivir bajo el agua. Como experiencia y para pasar algún día sí, pero no más.
    No obstante es un gran avance, por si no cabemos todos en tierra...
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  21. Qué proyectos tan chulos!! No se cual elegir porque todos me fascinan!!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  22. Rebeca: Ya no te esperaba.
    Sí que son bonitos aunque yo por lo menos no veré ninguno.
    Te mando un besazo

    ResponderEliminar
  23. qué maravillosa imaginación! el señor Rougerie, tiene tanta imaginación(salvando las distancias, claro)como yo. Ese ha sido uno de mis sueños: poder vivir debajo del mar; pero también en la Luna, y en cualquier sitio que el hombre se proponga. De hecho, si en lugar de gastar tanto dinero y tanto tiempo en hacer esas guerras, se utilizara esa energía humana en hacer nuevos y buenos descubrimientos para la humanidad, esto se asemejaría a un pequeño paraíso. saludos

    ResponderEliminar
  24. Una ciudad submarina es genial, entrar en contacto con las diferentes especies acuáticas pero me pregunto ¿adonde serán arrogados los desechos?

    ResponderEliminar